Las altas temperaturas han sido la tónica de la zona central de Chile en este verano, por lo que las frutas y las verduras cobran aún más protagonismo en nuestras comidas.

Duraznos, damascos, sandías y frutillas son los mejores aliados de un día veraniego junto a frescas ensaladas verdes; sin embargo hay que considerar cuánto es el consumo recomendable y cuál es la base de una alimentación balanceada.

¿Cuántas raciones de frutas y verduras debo comer? ¿Cuáles son los beneficios que tiene en mi cuerpo? Son algunas de las preguntas que se escuchan frecuentemente en el verano, debido al creciente interés por mantener la línea y su fácil consumo. Estos alimentos son una de las principales fuentes de vitaminas, minerales, fibras y agua para el cuerpo contribuyendo al normal funcionamiento del organismo.

Recientes estudios de la Organización Mundial de la Salud (OMS) han corroborado los efectos anticancerígenos de frutas y verduras, especialmente contra el cáncer gastrointestinal y de pulmón. Se afirma que uno de cada diez pacientes afectados por cáncer no ha tenido una suficiente alimentación a base de frutas y verduras. Por ello, es importante mantener una dieta sana y equilibrada para prevenir enfermedades.

Para derribar ciertos mitos entorno al tema lee lo siguiente:

  • Con el consumo de un tipo de fruta estoy perfecto: Falso. No hay ninguna fruta o verdura que contenga todos los nutrientes necesarios, es fundamental combinar diferentes colores (verde, rojo, amarillo, blanco) para entregar al organismo lo que necesita.
  • A la semana como 3 frutas, no tengo problemas: Falso: Se recomienda consumir diariamente 5 porciones de frutas y verduras, no menos. Si son frescas mejor, aunque hervidas o en conserva también conservan sus propiedades vitamínicas.
  • Al postre la fruta engorda: Si bien nutricionistas recomiendan comerlas media hora después de las comidas o entre ellas, es mucho mejor optar por una de ellas que por un calórico postre. De hecho un 75% promedio de su peso es agua.
  • Sólo mantengo mi peso si prefiero una fruta o verdura: Falso. Estos alimentos ayudan a prevenir el colesterol, enfermedades cardiovasculares y neurodegenerativas, trastornos digestivos y algunos tipos de cáncer.
  • Las frutas son caras y cuesta encontrar de buena calidad: Falso. Numerosos mercados de barrio ofrecen los mejores productos frescos de estación, recomendamos el Orgánico de Monseñor Escrivá de Balaguer que se instala todos los sábados de 9:00 a 14:00.
  • Las cáscaras me enferman del estómago: Falso, contienen nutrientes como vitaminas B y minerales tales como los ácidos grasos esenciales. Y su mayor aporte es la fibra fundamental para el adecuado funcionamiento intestinal.