naranjas_c

Sabías que si consumes vitamina C ayudas a que no te enfermes? Así es! Esta vitamina es altamente beneficiosa para que tus defensas estén altas.

Aquí te indicamos todos sus beneficios, cuánto consumir y dónde obtenerla. Siempre escuchamos que la vitamina C es beneficiosa para nuestro organismo, pero sin tener muy claro cuáles son todos sus beneficios.

¡Gracias vitamina C!

Esta vitamina es un excelente antioxidante, que protege nuestro cuerpo de los radicales libres los responsables de acelerar el envejecimiento, lo que también va asociado a ciertas enfermedades como cánceres.

Gracias a la vitamina C nuestro cuerpo produce colágeno, el que mantiene jóvenes nuestros músculos, huesos y nuestras células.

Y los más importante, la “C” ayuda a reforzar tu sistema inmunológico, para combatir enfermedades infecciosas, ayudando que las heridas sanen rápidamente y cicatricen mejor.

Por si fuera poco, la vitamina C ayuda a que nuestros dientes y encías estén saludables, por ello quienes tienen carencia de C, a menudo tienen encías negras o hinchadas (escorbuto).

¿Dónde encontramos vitamina C?

En la mayoría de las frutas cítricas, como las naranjas o mandarinas. También podemos obtener “C” de los tomates, brócoli e incluso de las papas y la pimienta.

¿Cuánto debo consumir?

Lo recomendable es que diariamente una persona (no fumadora) consuma 60 mg, lo que equivale a un vaso de jugo de naranja lleno, por ejemplo. Mientras que alguien que fume debe ingerir por lo menos 100 mg.

¡Podemos aumentar esta cantidad no hay problema! Ya que no hay un límite de consumo, ni será perjudicial. Siempre más será mejor.